¿Cómo corregir a un niño?

Buscar

Suscribete al blog

Pero a mí me lo hicieron y no me pasó nada….

El mayor porcentaje de padres piensan que la mejor forma de «corregir» a sus hijos, es a través de los golpes, pero no se dan cuenta que lo único que están demostrando es la frustración de la falta de control sobre la situación con el niño.

Un adulto que golpea, es un adulto que fue golpeado en su niñez o nunca aprendió a manejar sus frustraciones, por lo que recurre a la violencia para generar miedo y según él, «controlar la situación».

Debemos tener claro que un golpe podría aparentar resolver el momento, porque el niño dejará de hacerlo para no recibir un golpe más, pero él no entenderá y no modificará su comportamiento en futuras ocasiones.

Un niño que recibe golpes, dará golpes, ya que es la única forma que conoce para resolver los problemas. Es por eso que como adultos tenemos una responsabilidad muy grande sobre nuestros hijos y debemos utilizar herramientas respetuosas que guíen al niño a comprender los límites y aprendan a diferenciar cuáles son los comportamientos adecuados y cuáles no.

Los golpes, gritos o humillaciones, dañan la personalidad del niño, afectando su conducta y equilibrio emocional, provocándoles depresión, adicciones, comportamientos agresivos, baja autoestima, aislamiento, retraso en el desarrollo del lenguaje, temor a tomar decisiones, ansiedad, dependencia, trastornos de aprendizaje, etc.

Un adulto nos podrá decir que a él lo golpearon y nunca le pasó nada, pero los rasgos de una persona que ha sufrido violencia física, verbal o psicológica, salen a luz tarde o temprano.

¿Cómo podemos mejorar el trato hacia nuestros hijos?

°Debemos dedicarle tiempo, para que la convivencia y la comunicación den como resultado la búsqueda de soluciones a los problemas que puedan surgir día a día en la vida de nuestros hijos.

°Establezcan reglas y límites (acorde a su edad) con consecuencias de forma respetuosa, para que ellos comprendan que toda decisión siempre trae consecuencias, unas veces agradables y otras no tanto.

°Aprendamos a escuchar razones, ya que muchas veces nuestros hijos quebrantan una regla por equivocación o por alguna razón válida, que aunque tengamos que aplicar una consecuencia, sabrán que siempre estamos abiertos a escucharles, y la confianza entre ambos aumentará.

Si como padres, crecimos en un ambiente con violencia, no dudemos en pedir ayuda para cortar con esos patrones e iniciar un nuevo camino en nuestra familia.

Con cariño Oh My Nico by Cecy Paiz.

Share:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una Llave

Entradas Relacionados

Fomenta el apego con papá

Cuando hablamos de apego normalmente se menciona a la relación madre –hijo, pero este vínculo también puede, y debería, crearse con el papá, una figura

Beneficios de piel con piel

¿Qué es el contacto piel con piel? Este consiste en colocar al recién nacido en el momento del nacimiento sobre la piel de su madre.

¿Baby blues o Depresión Postparto?

¿Cómo diferenciar el Baby blues de la depresión postparto? Muchas veces se confunde el Baby blues con la depresión postparto. Son alteraciones que presentan síntomas

Todo sobre el destete

»El destete» La Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros organismos sanitarios recomiendan que los bebés se alimenten exclusivamente con leche materna durante los